DiarioInca.com
Facebook oficialTwitter oficial


III

Y yo , mujer, te juro guardar inmaculado
en lo íntimo del alma tu divinal amor;
que si tu amor me falta,
seré desventurado;
y entonces, no lo dudes, me arranco el corazón.

Articulos relacionados